Archivo de la categoría: Yo, estudiante

Je comprends

Estándar

Acabo de terminar La Rose et le Glaive (La rosa y la espada), un libro de Asterix que compramos en uno de los puestos callejeros de París el año pasado (por qué suena tan pedante?). Había solo un par de títulos disponibles en estos puestos contra el Sena, y yo compré uno solo supongo que porque en ese momento no estudiaba francés todavía (y ahora volvería solo para traerme una valija entera de libros).

Es uno de los escritos por Uderzo (como todos deberían saber, los libros de Asterix eran escritos por Goscinny, pero el hombre murió joven, y Uderzo, el ilustrador, escribió varios libros más), así que ya se sabe que la calidad no es la misma.

Lo agarré al principio del año, entendiendo cosas sueltas, y ahora lo retomé para darme palmaditas en el hombro por todo lo que he aprendido. Lo suficiente para entender que la historia es una mierda!

Llega una bardesa a la aldea, y genera una revolución feminista donde todas empiezan a usar pantalones y reclamar por sus derechos. Pero cuando los hombres se terminan yendo al bosque, ellas lo primero que hacen es organizar un desfile de modas. Y a la legión romana femenina que viene a atacar la neutralizan organizando venta de ropa, y todas amigas. Pffff.

En fin.

Eso, nada

Estándar

Son las 2 de la mañana y azotea por medio andan con la batería, cantando a voz en cuello. Digamos que por ahora no me molesta, y supongo que dormiré a pesar del ruido. Después de todo, es viernes, me levanto a las 6 todos los días, esta semana empezaron los niños el colegio, y anduve en ómnibus de arriba para abajo.

Me hice cuenta de twitter, el otro día. Empecé a seguir personajes de medios uruguayos. Pensé twits para escribir. Y borré mi cuenta al día siguiente cuando descubrí que era tremenda pérdida de tiempo. Como que no pasara ya horas inventando cosas en la computadora! Y me estoy dejando poquito tiempo para leer. Me llevan en auto a trabajar y los libros se estiiiran y se multiplican.

Conté que volvieron los niños? Cómo me gustan.

Comenté que empecé francés? Va a estar bueno, y difícil. Habite, habites y habitent. Vivo, vives, viven. Podés creer que se pronuncian igual? La mayoría de las letras en francés no parecen pronunciarse!

Bueno, nada.

Buen fin de semana.

 

 

Mañana lunes

Estándar

El día post casamiento (al que al final fui con ciertos nudos hechos por mi suegra que casualmente estaba de pasada) es uno de lentitud y de pocas ganas de hacer grandes cosas. Mirar series (capítulo tras capítulo), y a lo sumo hacer algún lavado de ropa… limpiar ventanas sin mucho entusiasmo… comer cosas del freezer y deslizarse eternamente por las páginas de Pinterest.

Dije mucho de mí misma?

Cuestión es que mañana empieza otro año, como quien dice. Y yo vuelvo a ser estudiante! Esta vez de francés. Savais-tu?

Tengo mucha curiosidad sobre empezar a estudiar algo a tantos años de la última vez. Quiénes serán los otros adultos que quieren ser principiantes de un idioma? Estará mi cerebro más oxidado que cuando estudié inglés e italiano? Seré capáz de pronunciar esas consonantes? Cuándo voy a poder empezar a leer novelas en francés?

Va a estar bueno.

 

Je ne parle pas français

Estándar

No sé si es una forma excelente o pésima de empezar a aprender un idioma.

Quiero empezar a aprender francés

(porque en setiembre piso por primera vez París! y luego Córcega!)

pero (a riesgo de sonar repetitiva), hace falta tiempo! (o una reestructuración de prioridades).

Saber decir cosas básicas como:

  • Tienen Asterix?
  • Me saca una foto?
  • Me temo que no me alcanza la plata para pagar lo que acabo de consumir

Porque mi Guía para mujeres que viajan : París (de 1993) ya me dice como sacarme de encima a los molestos:

J’attends mon mari

(estoy esperando a mi marido)

Corriendo de atrás

Estándar

Eso es lo que estoy haciendo.

Después de trabajar me fui a la dentista. Que me descubrió una caries por primera vez desde que se me cayeron los dientes de leche.

Y al Paso a cambiar una remera.

Y acá estoy en casa, con mucha cosa atrasada del curso, con un escritorio nuevo, las pantallitas que no veo (no sé qué me instaló Ber), y las urls que no se terminan de escribir solas, y el blog que pide a gritos actualización, y además de todo, estirando zapatos nuevos (duele!)

Tengo que anotar los libros que terminé el fin de semana, y traducir chiquicientos artículos para Fede.

Y copiar fotos. Y después hacer la cena, pero para eso no preciso estar sentada en la máquina.

Chau chau.

Volveré más organizada!

Y digo que: (incluye una cagada que me mandé!!)

Estándar

 

  • Es deprimente pasar del portal de WordPress en inglés al de español
  • Es imponente la cantidad de cosas interesantes que surgen para leer cuando uno tiene que estudiar… otra cosa
  • Voy por los días buscando el momento adecuado para estudiar, autoconvenciéndome de que ya va a llegar, siempre teniendo presente que soy yo misma la que va a tener que protagonizar ese momento
  • De alguna manera hay un optimismo en mí, que dice que las cosas van saliendo (y que voy a llegar preparada a la prueba)
  • Qué pereza ir al cumple de C. Lo peor es que no me voy a obligar lo suficiente
  • Preferiría no desmayarme en el ómnibus a pocas paradas de llegar (y no es literal)
  • Últimamente en el ómnibus sueño que estoy comiendo, y me despierto cuando mastico (y la gente me está mirando)
  • No sé por qué me vi obligada a consumir semillas de chía en leche con miel. A la persona que me las dio ni siquiera le había parecido rico! (“lo bueno es que no te dan ganas de seguir comiendo” Yo prefiero la comida que te dan ganas de comer!!)
  • Hoy me mandé una! Dije “esperá un poquito” al teléfono, y a las dos horas me di cuenta que todavía estaba descolgado. La persona no estaba más del otro lado. Cuack!

Creo que más o menos cubrí lo que me ha surgido estos días.

 

Manejo de tiempos

Estándar

Necesito ser eficiente más que nunca con mis tiempos si quiero:

a) llegar bien preparada a la prueba

b) seguir comiendo y viviendo (en una casa más o menos respetable, y con ropa limpia, etc.)

Los que más sufren son la cuerda de saltar, y, lo que más me pesa, la lectura (no creo que llegue a la mitad del objetivo del año pasado…)

Se acabó lo que se daba

Estándar

La muchacha me dijo que las máquinas de Cutcsa, como son más viejas, a veces traban las tarjetas, cuando en realidad es que, después de un año sin estudiar oficialmente, finalmente me dieron de baja en los boletos de estudiante.

Doce años de boletos subvencionados. Una vida de viajes en ómnibus sin plata. Una costumbre que me duele perder.

Pero no me queda otra. He de madurar, y aceptar que soy una trabajadora, no estudiante, que puede asumir los costos de sus viajes diarios por la ciudad.

Eso o buscar alguna otra carrerita.

cambios radicales

Estándar

Mi vida ha cambiado a partir de esta semana:

me llevan al trabajo.

Me pasa a buscar una compañera a unas cuadras de mi casa, y me deja en la puerta del colegio. O sea que me levanto media hora más tarde (y tengo más márgen de maniobra también), me ahorro el boleto de ida y voy sentada y cómoda desde el principio.

Entonces, cuál es el problema? Que no puedo ir leyendo! Esos 45 minutos en el bus (o menos, desde que me sentaba) fueron mi fuente de lectura diaria durante estos tres años y poco. Ahora que trabajo más horas casi era el único momento posible! Esta nueva comodidad va a ser perjudicial para mi desafío de los 80 libros. Goodreads ya me dice que voy 2 atrasada (3%). Todavía estoy con un libro aburrido (que igual pienso terminar), y el otro está un poco más salado, ya que es Psicoanálisis de los cuentos de hadas.

Otros cambios en mi vida son: que tengo pileta en la cocina (por fin!!) y que volví a estudiar (aunque sea por unos viernes nomás).

 

Top Five: Cosas que aprendí en la escuela

Estándar

(Por no decir las únicas)

En el puesto número 5: la regla MP, MB

Antes de las letras p y b nunca va una n, siempre una m: sombra, pomposo, etc.

Con el número 4: Río que no es río

El Río de la Plata no es un río, es un estuario (“la parte más ancha y profunda de la desembocadura de  un río en el mar abierto o en el océano” según Wikipedia)

El puesto número 3 lo tiene: Hico-hico

Las palabras que usamos en casa no siempre son las que usa el resto del mundo. Una época a las gurisas de mi clase se nos había dado  por salir al recreo haciendo carreras a caballito. Un par de veces le pedí a Laura C. que me llevara (era la más grande), diciéndole: “¿me hacés hico-hico?” y me quedó mirando raro.

Jajajajajajajajajajajaja.

Sigamos.

Turno del puesto número 2: Regla de Tres

Es una de las mejores herramientas de la vida. La sigo razonando como me la enseñaron hará más de 15 años.

Y en el puesto número 1: El ojo de Dios

En la semana de escuela abierta venían algunos padres a enseñarnos manualidades, y también en sexto durante todo el año hicimos manualidades los viernes (¡qué capa esa maestra!). Una de esas veces agarramos cuatro palitos de brochette y lana, haciendo esta cosa hermosa. El nombre de la manualidad lo aprendí hace poco, y recién ahora leo que hay un significado. Según nuestra joven amiga Wikipedia, el Ojo de Dios es una herramienta ritual, un objeto mágico de los Huicholes de México y simboliza el poder de ver y comprender lo desconocido, el Misterio. Las cuatro puntas representan los procesos elementales de la tierra, el fuego, el aire y el agua (casi como Capitán Planeta).