Archivo de la categoría: Pienso

El estándar (los caramelos, por ejemplo)

Estándar

Hoy Peque tuvo los cumpleaños del mes en el jardín. Y como buena madre hinchapelotas, mandé cartita a la maestra recordando que no queremos que tome refresco.

Hay un par de cosas en las que siento que voy contracorriente con el resto. Para mí es tan evidente que no es necesario ofrecerles bebidas gaseosas o caramelos a niños tan chiquitos! Es algo inevitable a la larga, porque es muy iluso pensar que nunca va a comer esas cosas (y ha comido, de hecho). Pero ayudaría si desde la institución a la que asiste le pusieran un poco de ganas y tuvieran una política al respecto. Cuando la anotamos nos preguntaron si tomaba refresco, y anotaron que no, que solo le darían agua. Pero a los demás no tienen problemas en ofrecerles, no? Y el primer día de clase, todos los niños se llevaron un regalito de parte del jardín: un tubo con caramelos masticables. Es necesario?

Hace unas semanas tuvimos el cumple (por fuera) de una compañera de tres que hizo la adaptación junto a Peque y que con cuya madre entablamos una relación amistosa. La bolsa de sorpresitas estaba llena de caramelos y un par de chocolates que fueron los que le dejé a Peque. No tengo nada en contra del chocolate, principalmente porque su consumo no consiste en chupar el azúcar por horas, y  no se pega a los dientes. Cuando los que se llevan la bolsita son niños de tres años para abajo, está bueno ofrecerles este tipo de chucherías?

Se me ocurren mil ideas de sorpresitas no comestibles: libretas, lápices, crayolas, gomas, juguetitos, libros, autitos, pelotitas, bolitas, amansalocos, plantitas…

Y también se me ocurre que podés incluir unas galletitas o brownies caseros y todos quedarían contentos.

Pero supongo que no es tan fácil salirse de lo esperado.

En diciembre, cuando le toque festejar por adelantado a Peque (cuyo cumple es en enero), espero poder ponerme de acuerdo con los padres de los niños que celebren junto a ella para repartir sorpresitas saludables.

Me encantaría, también, no ser considerada loca ni radical por rechazar los caramelos, y que haya alternativas sanas válidas para nuestros niños. Y que de mi hija no piensen: “pobre! no la dejan comer caramelos!”.

Díganme que no estoy sola!

Lo que aprendemos de las tragedias

Estándar

Hubo un tornado en la ciudad de Dolores, en Uruguay, seguido por inundaciones que abarcan grandes porciones de nuestro territorio (además de que no deja de llover desde hace días!), y el país está conmocionado.

Al igual que en la época electoral, Facebook está monotemático. Videos amateurs de gente kamikaze (andá a protegerte, vo!), o el de la cámara de seguridad de una zapatería (salado), pedidos de ayuda, lugares donde donar, recomendaciones en casos de emergencia, el triángulo de la vida, imágenes de otros momentos y lugares para aumentar el pánico.

Pero hay ciertas publicaciones que superan a todas las demás. Llámeles alarmistas; a mí me resultan cómicas. En QViaje te traemos estas publicaciones sin desperdicio en un Top 4 exclusivo!

El top 4 de publicaciones pedorras sobre tragedias climáticas uruguayas

4 : La Tierra nos habla

“Terremoto en Japón y Ecuador, tornado en Uruguay, volcán en México. La tierra nos habla y no hacemos nada.”

Ookay.

3: El papelito del alfajor

En la misma línea que el anterior, relaciona la contaminación y la explotación de la tierra con los desastres naturales. “El planeta nos está dando un cinchón fuerte de oreja”

Ya sabe, si deja de tirar basura, los ríos dejarán de crecer.

2: Nuestros héroes los militares

“Muchos tienen el descaro de hablar mal de los militares”, y en las fotos los vemos colaborando en las inundaciones, cargando personas y muebles.

Bravoo!!!

1: El animalito repudiado

“Quien sea humilde sabrá interpretar esta imagen de manera grandiosa y sublime”. Y muestra a una rata parapetada en una columna, con cara de pobre desgraciada. Estoy convencida de que está editada, porque dudo que este animal pueda ser tan expresivo.  En todo caso, no me importa mucho. “Imágenes como esta no pueden pasar desapercibida y tan poco ignoradas (sic)”.

Lo dicho, señores.

En fin

Guía sexista para elegir regalos infantiles

Estándar

 

Finalmente nos enteramos que estamos esperando una niña. Felices de poder darle nombre a la panza, cuesta cambiar el chip de género neutro al femenino, y enfocarse en cosas de nena. De los primeros comentarios que recibí tras dar la noticia, fue: “Todo rosado!!”

Mmm… No. No me niego al rosado, pero abramos la cancha para otros colores. Y los juguetes? Yo de chica moría por las pistas de autos de mis primos, y ellos a su vez se copaban con las barbies que teníamos con mi hermana.

Pero a no estresarse, que me dieron un folleto que guía en las compras a realizar para nuestros pequeños:

nena y varón

Nótese que los juguetes sirven para ambos sexos sólo hasta el año. Luego empieza la separación: el Legó Duplo, por ejemplo, es para varones (se lo voy a tener que sacar a mi sobrina, que lo usa desde antes de cumplir el año, qué inconsciencia).

Es mucho todo lo que queda por aprender, eh?

 

 

Tan difícil es no humillar?

Estándar

Tengo un problema, y es que no puedo tolerar los baboseos.

Qué bronca!

Vi la final del mundial con un montón de gente que hinchaba por Alemania. Para mí era obvio que teníamos que apoyar a nuestros vecinos, en lugar de celebrar otra copa más que se va para Europa. Para un país que nos iguala ahora en estrellitas, con la diferencia de que fueron todas obtenidas desde el 50 en adelante y no para atrás.

En cambio, claro, si Argentina ganaba, quién los bancaba, no? Eso decían. Y los bancás como lo hacés con todas las estupideces que consumís de ellos! A quién carajo le importa! Y de repente simplemente estaban felices de ganar una copa del mundo, qué sé yo.

Cuestión es que ganó Alemania. Honestamente, lo merecían mucho más, por el fútbol que han hecho (lo dice una súper experta!).

Y al día siguiente, las tapas de los diarios brasileños que decían: “Argentina, decime cómo se siente perder en la casa de tu papá.” Como si Brasil tuviera algún tipo de autoridad para decir algo de ese tipo! Después de haber perdido contra ese mismo equipo 7 a 1, y cuando a Argentina no le pudieron meter un gol hasta el alargue.

Ahora veo el festejo de los alemanes que dicen que los gauchos andan así (agachados) y los alemanes así (parados). Qué enfermitos! Argentina sólo fue su último rival, no veo por qué se la tienen que agarrar con ellos. No podés ser feliz por vos mismo? Es necesario humillar al rival?

No comprendo este mundillo.

No voy a las urnas el domingo

Estándar

(Seguimos)

Me llegan mensajes al contestador, por la radio y por la tele, diciendo:

“no dejes que otros decidan por vos”.

Lo raro es que esos sean los que quieran derogar la ley del aborto.

Porque si sucediera lo que ellos quieren, me quitarían la opción de decidir sobre el aborto.

Odio el verso de decidamos entre todos algo que pertenece a la individualidad de cada persona.

Y si yo no voy a las urnas el domingo, no quiere decir que no esté votando. Estoy votando que no al referendum.

O sea que no es, como me dice mi contestador, “quedarme en casa y permitir que los políticos decidan por mí”.

En definitiva, así funciona la democracia: los representantes deciden por mí. O acaso tenemos una consulta por cada decisión de gobierno?

Tampoco tiene sentido el “los que votaron la ley del aborto ahora quieren intentar evitar que la ciudadanía pueda ejercer su derecho democrático a votar”.

Lo que quieren es evitarse otra instancia de voto en que, como dice Pancho, se gasta una millonada de pesos, si, en definitiva, no quieren derogar la ley del aborto.

 

 

 

Decidir sobre decidir

Estándar

Con una votación positiva para llevar a referéndum la derogación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo

estamos habilitando el derecho a decidir

impedir el derecho a decidir

interrumpir el embarazo

por motivos que pueden ser muy justificados.

 

Decidir quitar la posibilidad de decidir.

Ya ahora las mujeres tenemos el derecho a decidir sobre nuestros embarazos. Y no deberíamos perderlo.

Por eso yo no voy a votar para habilitar el referéndum.

Claro?

Teatro y mujeres

Estándar

Ayer fuimos a ver Se busca un tenor, comedia de Ken Ludwig, dirigida por Jorge Denevi, y con las actuaciones de Franklin Rodríguez, Humberto de Vargas, Pepe Vázquez, Cecilia Sánchez, Félix Correa, María Clara Vázquez, Micaela Gatti y Cristina Morán.

Es una típica comedia de enredos (viste cuando dos personas hablan de distintos temas sin saberlo, y cuando los tiempos de los movimientos son de una enorme precisión como para que se de todo tipo de confusiones? bueno, así). Muy divertida. Me gustó, la disfruté.

SE-BUSCA-UN-TENOR

Resulta que en la función de anoche había un montón de funcionarios de UTE, que habían recibido invitación por el día de la mujer. Y antes de que empezara la función, la Comisión de Género de la empresa leyó un no tan corto discurso sobre las desigualdades, etc.

Lo que yo me pregunto es qué criterio tuvieron (si lo hubo) para elegir la obra. Porque si bien ya dije que me gustó, el rol de la mujer allí representado es bastante lamentable. Dos de las mujeres principales son terriblemente arrastradas e interesadas.

Y, si no lo conocen, les presento al test de Bechdel, para identificar el rol de las mujeres en películas, obras o libros: tiene que haber al menos dos mujeres hablando entre ellas de un tema que no sea hombres. Y esta obra no lo cumple.

En fin.

Trabajar como un negro

Estándar

No estoy de acuerdo con la carta abierta a la RAE que hace la Casa de la Cultura Afrouruguaya, pidiendo que se saque la expresión “trabajar como un negro” del diccionario.

Por qué? Porque el diccionario lo que hace es recopilar palabras y expresiones que se usan, no indicar lo que está bien y lo que está mal. Debe haber cientos de expresiones “discriminatorias”, y sacarlas del diccionario (que vendría a ser como una censura) no va a hacer que se dejen de usar.

Aparte, el significado que da la RAE a esa expresión es “trabajar mucho”. No es eso positivo?

Y poner el dedo sobre determinadas formas de hablar a las que nadie le da tal importancia sólo lleva a estupideces como “queridos y queridas“, para hacer al lenguaje más “inclusivo”, rompiendo con el principio de la economía del lenguaje, donde la idea es facilitar la comunicación y no hacerla más burocrática.

De compras en BsAs

Estándar

Tengo 36 fotos preseleccionadas sobre mi fin de semana en Buenos Aires. Pasamos menos de 48 horas y lo que más me traje fueron fotos (más de 300).

M’hija, vas a Buenos Aires? Aprovechá y traete ropa! perfumería! libros!

Pero no. Una tiene que asumir su condición de mala compradora, incluso en temas que me gustan como los libros, y evitar la ansiedad de “esto me sale más barato acá que allá?” Porque que algo esté de oferta no quiere decir que lo precise. Y ahorrar unos pesos en algo que igual no me iba a comprar no tiene sentido. No? no?

Lo único que sé a ciencia cierta que son más baratos (y me gustan) son los libros de Quino. La mitad de precio que acá, casi.

Lo que sí disfruto es husmear en los quioscos (o maxikioskos) todos los productos que no llegan a Uruguay (inclusive los chicles Bazooka: imaginate algo de tu infancia que ya no existe, y ahora imaginate que hay un país donde todavía quedan!). Me divierte mucho ir al supermercado y en la góndola del azúcar, por ejemplo, no encontrar la Azucarlito! (oh, que simplicidad mental!).

Así que, listo, mi escapada a la vecina orilla no modificó mi ropero. Sólo un poco mi alacena, con alfajores Havanna y Jorgito, y galletitas Tita y Rhodesia.

He dicho