Archivo de la categoría: Etc

Un sábado

Estándar

De mañana estuve intentando manualidades y fotos, pero no estaba inspirada. Y pensar en quedar boyando ahí, leyendo los mismos libros y jugando con los mismos juguetes, me embolaba. Así que decidimos ir a la feria de Villa Biarritz.

Ir de paseo a las ferias de ropa de fin de semana siempre fue algo que me gustó. Ir con amigas, charlando, comprarse alguna prenda y comer garrapiñada, ponele. El fin de semana pasado hice eso con una amiga, y llevé a la niña a upa la mitad del paseo porque viajar en ómnibus con el coche no daba (o sea, no me daban las manos), y la gurisa no quería caminar (se entiende, habiendo tanta gente!). Y fue muy cansador! Esta vez fuimos en auto, con el coche en el baúl, y el día se puso hermoso cuando salimos. Ideal para el plan trazado. Sólo que para estacionar en ese barrio, gente, imposible! Terminamos en el shopping, y ya nos metimos a almorzar, porque no nos iba a dar el tiempo de comer antes del compromiso siguiente de Adorado Esposo. El resultado fue que nos quedamos sin feria. Para diluir un poco mi frustración, cuando pasamos a comprarle un libro a mi madre por el cumple, agarré uno para mí también. Hay algo sumamente satisfactorio en elegir dos libros por la tapa y por algún mínimo comentario en la contratapa, y pumba! llevártelos, no? (estoy en un período en que quiero leer todo todo).

Regresamos a casa con una niña gritando. Se durmió casi en seguida y yo quedé sola en casa sin saber mucho qué hacer. Y saben lo que me entusiasmó? Limpiar el baño. No soy original? Lo que en realidad me motivaba era deshacerme de cosas, ordenar, recuperar espacios de esos que van siendo infiltrados por pequeños objetos insignificantes. Un día la dentista te mandó un enjuague bucal que te provocó náuseas, y más de dos años después, el frasquito empezado sigue esperando que lo tiren a la miércoles. Hay que aprovechar ese impulso, porque mi casa es un soberano despelote, y quiero prolijidad. Lo cierto es que el estante del botiquín ahora cuenta con una generosa superficie pronta para volverse a llenar.

La siesta de la peque fue bastante larga, y aproveché a guardar ropa, pegar hojas de Mafalda salidas, y otras varias acciones mínimas pendientes. En otro momento hubiera probado alguna receta nueva (temo que eso es lo que hago en lugar de limpiar), pero sabía que íbamos a merendar tortas sobrantes de una fiesta de ayer.

Terminé despertando a Hija (increíble, pero cierto), para hacer una vuelta larga en coche hacia lo de mis padres. Es genial caerles de visita: ellos aman recibir a la nieta, y la nieta no le da bola a la madre en todo el tiempo que permanecemos.

Al regreso, de nochecita, hubo tiempo para plasticina antes de cenar, leer un cuento, y a dormir.

Un sábado de estos tiempos: con hija, auto, fútbol. Un sábado que dio para escribir en qviaje! Que no es poca cosa.

Tengan ustedes un buen domingo 🙂

Anuncios

Lo que aprendemos de las tragedias

Estándar

Hubo un tornado en la ciudad de Dolores, en Uruguay, seguido por inundaciones que abarcan grandes porciones de nuestro territorio (además de que no deja de llover desde hace días!), y el país está conmocionado.

Al igual que en la época electoral, Facebook está monotemático. Videos amateurs de gente kamikaze (andá a protegerte, vo!), o el de la cámara de seguridad de una zapatería (salado), pedidos de ayuda, lugares donde donar, recomendaciones en casos de emergencia, el triángulo de la vida, imágenes de otros momentos y lugares para aumentar el pánico.

Pero hay ciertas publicaciones que superan a todas las demás. Llámeles alarmistas; a mí me resultan cómicas. En QViaje te traemos estas publicaciones sin desperdicio en un Top 4 exclusivo!

El top 4 de publicaciones pedorras sobre tragedias climáticas uruguayas

4 : La Tierra nos habla

“Terremoto en Japón y Ecuador, tornado en Uruguay, volcán en México. La tierra nos habla y no hacemos nada.”

Ookay.

3: El papelito del alfajor

En la misma línea que el anterior, relaciona la contaminación y la explotación de la tierra con los desastres naturales. “El planeta nos está dando un cinchón fuerte de oreja”

Ya sabe, si deja de tirar basura, los ríos dejarán de crecer.

2: Nuestros héroes los militares

“Muchos tienen el descaro de hablar mal de los militares”, y en las fotos los vemos colaborando en las inundaciones, cargando personas y muebles.

Bravoo!!!

1: El animalito repudiado

“Quien sea humilde sabrá interpretar esta imagen de manera grandiosa y sublime”. Y muestra a una rata parapetada en una columna, con cara de pobre desgraciada. Estoy convencida de que está editada, porque dudo que este animal pueda ser tan expresivo.  En todo caso, no me importa mucho. “Imágenes como esta no pueden pasar desapercibida y tan poco ignoradas (sic)”.

Lo dicho, señores.

En fin

ABC de frases oídas en los ómnibus montevideanos

Estándar

Ya hace tiempo de la suba del boleto, que generó tanta crítica y este artículo de 180 (26 cosas que odiamos de los ómnibus de Montevideo). Hemos hablado bastante de ómnibus por acá, pero ahora (y esto es de hace unos días) se me ocurrió recopilar las frases que, tarde o temprano, se escuchan en este medio de transporte.

El ejercicio del lector será adivinar quién es que las dice.

Lee el resto de esta entrada

Cómo jugar al Tutti Frutti

Estándar

image

Hay juegos que no pasan de moda. O que se olvidan por un tiempo y vuelven a resurgir. Tanto que se habla de los niños de ahora y lo enchufados que están, trabajando en un colegio veo cómo estos pequeños juegan a la mancha, saltan a la cuerda, arman torres de cubos e inventan historias para títeres. No es fantástico?
Últimamente la biblioteca se llena en los recreos de niñas de tercero y cuarto que se ponen a jugar al viejo y querido Tutti Frutti. El otro día incluso fui testigo de la iniciación al juego de una de estas nenas!
No tiene desperdicio escucharlas jugar, y requiere de un enorme esfuerzo no ir a corregirlas. No pude evitar ir a preguntarles por qué no decían “Tutti!” cuando terminaban, en lugar de decir “stop”.
No me meto en sus respuestas… salvo que me vengan a preguntar (“el dodo es un animal?”). Pero sí me mato de la risa escuchándolas.
Por ejemplo, ayer escuché los colores “muro”, “brillantina” y “cacahuate” (para la letra K, por supuesto). Y en comida, “docino”. Una de las niñas se quedó pensando y dijo: “pero es tocino, con T”, a lo que las otras dos le aseguraron que no, que era con D. Luego están los lugares geográficos imaginarios (alguien conoce un país llamado Miura?). La categoría “Mundi” evidentemente da para todo, como atestiguan los árboles de la foto.
Cuando terminó el recreo y estaban guardando los lápices y sumando el puntaje, una nena me dijo: “no soy muy buena en este juego”. Le respondí que es todo cuestión de práctica, que a la larga hay cosas que no se piensan. Es dorado, delfín, durazno o damasco y Dinamarca. Es elefante o erizo, es isla flotante y niños envueltos.
Y luego me puse a pensar en todas las reglas y costumbres del juego que para mí son casi sagradas y ellas no necesariamente cumplen.

Cómo se juega al Tutti Frutti
(según lo aprendió Magui)

Resumen del juego:
Completar distintas categorías de palabras que empiecen con una letra determinada, antes que los demás participantes.

Los jugadores se ponen de acuerdo en las categorías a incluir. La primera siempre es Nombres (y es muy lamentable que quede vacía!). Las otras varían en orden. Las más usadas son Comidas, Animales, Colores, Lugares geográficos. Menos usuales Marcas, Películas, Objetos (por alguna razón esta siempre me resultó muy difícil!) y cualquier otra cosa que se le ocurra a los jugadores.
Cada categoría forma una columna en la hoja. La última columna es para los puntos.
Los jugadores se ponen de acuerdo antes o durante el juego sobre ciertas reglas. Por ejemplo: valen cursos de agua en Geografía? Se pueden poner bebidas con las comidas? Se incluyen los artículos en los nombres de las películas? Valen animales extintos?
Para elegir la letra con la que se va a jugar, uno de los participantes recita para sus adentros el abecedario, y otro dice “stop” cuando lo considera adecuado. Se asume que el que dice el abecedario es honesto y no está eligiendo su letra favorita. Hay unos segundos luego de vocalizada la letra elegida para descartarla. Letras habitualmente desechadas en el idioma español son las últimas del alfabeto, la K, la Ñ…
No vale dejar palabras sin terminar, pero a veces es permitido terminar de escribirlas luego de que alguien haya cantado Tutti.
Cada ronda termina cuando uno de los jugadores completa todas las categorías y dice “Tutti!”. No hay puntos extra por terminar primero; solo el beneficio de perjudicar a los más lentos.
Si pasa un tiempo considerable sin que nadie complete todo, los jugadores suelen preguntarse cuáles categorías son las que faltan y llegar a un consenso para terminar de forma forzada la ronda.
La asignación de puntajes se da de forma caótica, con todos los jugadores anunciando lo que pusieron en cada categoría y preguntando si alguien más escribió lo mismo.
Puntajes: 0 si no se escribió nada; 5 si alguien más puso lo mismo; 10 si no coincide con ningún otro y 20 si todos los demás dejaron vacío el casillero.
La dinámica de elección de letra se repite cambiando de jugadores, y se sigue con ese sistema hasta que la gente se aburra.
O se termine el recreo.

Comprando artesanías

Estándar

Anoche fuimos a la feria Ideas+, en el Parque Rodó. Siempre hay tantas cosas lindas! Y con una hija en camino, finalmente pudimos comprar cosas preciosas para su cuarto (otros años nos tentábamos, pero a quién regalarle?).

Un colgante para el techo:

Un espejo:

espejo

Y para los padres, reincidimos en tabla y cuchara de madera.

tabla y cuchara

Libros casi ni miré, porque cada vez que veo algo me gusta, le compro. Tiene una biblioteca entera, la nena (incluido el que me regaló Marisa).

de face, obreros, publicidad, mujeres, percepciones racistas…

Estándar

Últimamente en facebook encuentro muchos links a videos o artículos, cosa que no pasaba antes.

Del tipo: “un hombre pasó 12 años sacándole fotos a este pueblo. Descubrí por qué.” O: “una mujer se metió en la jaula de un león. Lo que pasó después te va a dejar boquiabierto”. Lo que tienen en común? Que no sabés si son una cagada hasta que es demasiado tarde.

Acá hay dos videos que vi hoy.

Uno serio y otro que podría haberlo sido si no hubiera sido una propaganda de Snickers.

A ver qué opinan ustedes: en éste video se ven obreros gritándoles cosas inteligentes a las mujeres que pasan, en vez de piropos o groserías. Pero según entiendo, el mensaje es que no son ellos mismos porque tienen hambre, y así actúan en consecuencia. En ese caso, no tiene ningún sentido!

(por cierto, en los subtítulos, cuando dice “pasteles de jengibre”, debería decír “prejuicios de género” o algo así. Le erraron feo!)

Y ahora el del experimento sobre el racismo en niños mexicanos. Les piden que identifiquen al “feo” y al “malo” entre dos muñecos: uno blanco y otro moreno.  Todos eligen a este último. Y luego les preguntan: “y a quién te parecés vos?”. Me impactó.

Presque vu

Estándar

Cada tanto me pierdo en la cantidad de entradas de este blog, escritas en distintas épocas de mi -variada- adultez. Por ejemplo, buscando aquel día en que encontré el sentido de todo (aún antes de leer La guía del autoestopista galáctico).

Hace unos 5 años escribía:

“El sábado estaba mirando Without a Trace, cuando de repente tuve un claro pantallazo del significado de la vida y de mi posición en ella. En seguida me lo olvidé.”

Para encontrar esta breve entrada en el blog probé con las palabras sabiduría, inspiración, iluminación, repentino y CSI… Descubrí que en casi siete años no usé nunca el término lucidez (mal yo!). Finalmente tuve éxito con revelación.

Y por qué quería encontrar esto en particular?

Porque, hace unos días, leyendo Catch-22 (Trampa-22 – Pancho, si estás leyendo esto y aún no leíste ese libro, te lo re recomiendo), descubrí que el fenómeno que experimenté en julio del 2009 (y quizás alguna otra vez) tiene nombre. No estoy sola!

“There were other moments when he almost saw absolute truth in brilliant flashes of clarity that almost came to him: presque vu.”

(había otros momentos en que casi veía la verdad absoluta en brillantes flashes de claridad que casi llegaban hacia él: presque vu)

Presque vu quiere decir “casi visto” en francés. Y según Wikipedia, es “la sensación de estar al borde de una epifanía. (…) los presque vu raramente llevan a un verdadero descubrimiento”. Es exacto!

Junto con el jamais vu (cuando situaciones o personas conocidas nos resultan momentáneamente extrañas), es un fenómeno relacionado con el famoso déjà vu, también llamado paramnesia. Me acuerdo de mi primer déjà vu, que involucraba a un niño sangriento (a esta altura, no sé si no habré soñado que tenía un déjà vu, aunque en esa época no conocía el término).

No son fantásticos los delirios de nuestras atareadas cabecitas?

Lo que uno aprende

Estándar

Trabajando a media máquina, me distraigo con cada libro que toco.

He leído sobre mujeres en educación, las escuelas en otro tiempo, fósiles, los huevos, historia de la moda, las Mil y Una Noches (la meta-historia), y el motín del Bounty.

Fue en 1789. Habían ido a Tahití a buscar árboles, donde vivieron re panchos hasta que estos estuvieron prontos y hubo que volver. El barco era chico, el capitán medio estricto, y unos pocos se amotinaron. Mandaron al capitán en un bote, al que se le sumaron unos 18 fieles (o temerosos de la ley). En el bote estuvieron 41 días hasta que llegaron a una isla británica. En cambio, los del Bounty se volvieron a Tahití, donde algunos se quedaron (hasta que los ingleses los apresaron), y otros pocos (ocho) se instalaron en una isla deshabitada. Tenían una mujer tahitiana para cada uno, y cuatro hombres de islas de por ahí prácticamente como esclavos. Quemaron el barco y quedaron aislados. Luego hubo peleas y muchos muertos.

Hoy en día la isla, Pitcairn, pertenece a Gran Bretaña y tiene unos 50 habitantes, todos descendientes de ese grupo original. No es increíble?

Hay de todo en este mundo.

 

Consejo para matar mosquitos con las manos

Estándar

Han vuelto los mosquitos. No los vi llegar con todo, pero ayer uno me zumbaba en el oído, la gran siete, y justo cuando me estaba durmiendo.

Es que acaso mi casa es un criadero de arañas por nada?

Para esas ocasiones en que nos vemos tentados a matar mosquitos usando nuestras manos, en vez de recurrir a la química o la sabiduría popular, tengo una recomendación que aumenta la eficacia un 85% (más o menos).

Mojarse las manos.

La inercia del agua hace maravillas. Empíricamente probado!

Vamos, háganlo en sus casas y después me cuentan. No necesitan agradecerme.