Archivo de la categoría: Amigos

el sábado en que Uruguay pasó a cuartos de finales después de 40 años

Estándar

Sábado. Había puesto el despertador a las 9, pero me desperté menos veinticinco y me levanté menos veinte. Colgué ropa, que después juntaría y volvería a colgar, y me fui a la feria. Faltaban muchos puestos. Había poca gente. Uno que vendía cidís truchos había ocupado una de las esquinas principales, abandonada por algún frutero que se tomó un avión a último momento a Sudáfrica (ja!). Los de los pollos comentaban que no iba a haber nadie a partir de las 11. Una señora esperaba en voz alta llegar a su casa antes del partido, mientras ponía a su perrita más chica en la parte de arriba del carrito de feria. Enfrente, varios puesteros probaban sus pulmones con una trompeta celeste (como quieran, vuvuzela). Otro feriante gritaba que no iban a tener fuerza para cargar después. Donde compré la fruta, el veterano le decía a la gente que se acercara aún si no tenía plata. El huevero comentó sobre mi ida más temprano y dijo “ojalá” cuando le expliqué que después del partido había que ir a festejar. Llegué sin circulación en las manos y con los brazos elongados unos cuantos milímetros, a apurar a aquél que seguía durmiendo! El 10 seguía alternando móviles y repasando cosas y cosas que apenas escuché. Salimos para lo de mis padres discutiendo sobre el atroz cabalerismo (cabulerismo??) que reina entre los seguidores del fútbol, las generalizaciones y estigmatizaciones, y Gonzalo Pollo. Llegamos. Nos paramos para el himno. Empezó el partido. Goool! Mi padre salió dos veces a gritar “Uruguay nomá!” con ese gol. Dijimos que había servido el abrazo entre Forlán y Suárez antes del partido. Comentarios varios. Ir al baño en el entretiempo. Sufrir!! “pero estamos jugando como el culo!” Gol. … … … GOOOOL!!! “cuánto falta?” “no puede ser que estemos mirando el reloj”. Pasamos! pasamos a cuartos de final! Salimos a la puerta, llamamos a Sofía, entramos a facebook, mandamos mensajes… Después almorzamos merluza al horno con muzzarella y otras cosas, muy rico. Un poco más tarde volvimos a casa. Aquél se fue para allá, yo salí casi rajando al Montevideo a ver El príncipe de Persia en español. Y bueno, habíamos tranzado en eso: casi me toca ir al Portones (lo qué??) a ver Eclipse (el qué???). Estaba casi llegando cuando aquella me dijo que recién había pasado el suyo, que no iba a llegar a esa función. Entonces saqué entradas para la misma, subtitulada (sube la valoración de esa salida), y me puse a esperar afuera. Dos padres (hombres) con tres hijos en total se sentaron al lado mío. Los niñitos se pusieron a jugar a la escondida alrededor nuestro, y utilizaron mi hombro varias veces como ayuda para subir y bajar del murito. Había adolescentes que me daban miedo (entre comillas, por supuesto). Mucho pelo raro, mucho conventillo, y los matones que se paran en el Mc y cada tanto echan a alguno… Llegada aquella finalmente, entramos al Centro Comercial y recorrimos de forma entrecortada porque hubo prueba de ropa y calzado, y mucha evaluación de mercadería (participé en todo esto como observadora). Pedimos dos helados riquísimos por el precio de uno. Ambas heladeras tenían mini-curitas (o de esos cuadraditos color piel) cubriendo sus pierciengs. Quedaban espantosas (las mini-curitas). Finalmente al cine. Había muchos niños y alguien disfrazado de chupetín. Obtuvimos más pop del que debería comer una persona y entramos a la sala más pequeña. En la fila de atrás nuestro había una señora que se quejaba de unas muchachas que hablaban antes de que empezara la película: “si tienen ganas de hablar para qué vienen al cine”, dijo. Pensamos que nos esperaba una película larga, pero no sentimos más de ella después. Delirios de películas en las sinopsis: la de los sueños con Leonardo Di Caprio, la protagonista de Juno y el de 500 días si ella, y otra con Tom Cruise y Cameron Díaz. La presentación estelar: más divertida que las comedias, aunque con un argumento bastante pobretón. Me gustó él, pero no me convenció ella. Noté que en las partes de acción me distraigo un poco. Esta vez me pasó de recordar que Uruguay pasó a cuartos, y se me venía toda una felicidad… A la vuelta pibe con reggeatón o lo que fuera, y otro que se emocionó con la canción de Robbie Williams (angel?) y nos deleitó con un pedacito del estribillo. Ahora me dio hambre pero no da para cenar. Me voy a ir a dormir. Un sábado para el recuerdo. Jiji.

Anuncios

¡Feliz…

Estándar

¡Feliz… cumple Cris!

Festejó anoche la chica, y a las 12 sopló la velita que le obligamos a sacar de algún lado (vela de apagón, por supuesto).

¡¡Te quiero mucho, amiga!! Te deseo lo mejor siempre.

Un beso grande

¡Feliz… día papá!

Le regalamos un libro y una caja de bombones (alimento para el espíritu y para el cuerpo), y mis hermanos picaron diario para tirarle cuando volviera de las compras (¿no son re tiernos mis hermanos?).

Un beso especial a todos los hijos sin padre y un recuerdo también especial a todos los padres que se fueron.

Un beso!

Estándar

Hoy quiero agradecer a todas las personas que hacen más linda mi vida diaria, mensual, anual e incluso más esporádica.

(a mis compañeros actuales o de antaño, a los amigos que no entran en esas categorías, a los novios de amigos, a los amigos del novio, a los del Trabajo, a la Familia que me tocó al principio y la que fui adquiriendo, y creo que ahí entran más o menos todos)

Un especial saludo a Sofi que está haciendo dedo para llegar a Bolivia, y que espero que le vaya lindo aunque no creo que piense traer regalos.

La recomendación a Florencia (y todo aquél que entienda italiano) de leer Eriadan, que tiene cosas muy lindas. Gracias Shaindel por la recomendación. El de la gata lo abandoné porque no soy muy bichera.

Crónica de la pelotudez + algo cómico que me acaba de ocurrir

Estándar

Acabo de pasar la hora y media más imbécil de mi vida.
Era la fiesta de fin de año del jardín donde trabaja cris, y su clase de 2 años iba a cantar “La cocina de Coca”, para lo cual ella había dedicado horas a hacer unos hermosos delantales con esas telas-papel. Yo prometí ir y llevar cámara de fotos. Ayer me enteré que la mía la tenía L, por lo que hoy salí a las 5 pm de mi casa hacia lo de mis padres a buscar la de ellos. Primer error: tendría que haber salido más temprano. Recién me pude comunicar con Cris a eso de 5:30, para que me dijera cómo llegar. Cuestión es que tenía que tomarme dos ómnibus, pero si hubiera salido de mi casa, solo uno. Fui a la parada, esperé, el primer ómnibus pasa lleno y no para. Medité y medité hasta que decidí caminar hasta la parada del segundo ómnibus en vez de esperar al primero. En el camino me crucé con 2 de los ómnibus que me servían. Me terminé tomando el “segundo” ómnibus a las 6, a la hora que empezaba la fiestita. Cris era la que arrancaba: ya me la estaba perdiendo. Pero de última podía llegar a ver las demás clases y sacarle fotos con los pequeños. Pero hete aquí que, con el apuro, me dejé en la casa de mis padres el papelito con las indicaciones de en qué calle me tenía que bajar. Me agarré tortícolis y me achicharré parada al lado de la ventana, mirando los nombres de las calles e intentando adivinar por dónde andaba. Abrí la agenda y busqué la parte del plano que me interesaba (y que tan bien había identificado en la guía telefónica), pero ni siquiera pude encontrar el nombre de las calles en el nomenclator. Cuando Garzón se transformó en Mayo Gutiérrez, y ya aquello estaba totalmente despoblado, fui a preguntarle al guarda. Sólo sabía la calle “dodera”, y todavía se la dije mal (edera). El guarda le preguntó a una pasajera (!), y la tipa dijo “qué calle? ni idea. Pero debe ser esta”. Así que me bajé en el medio de la nada, crucé, y me tomé un ómnibus de vuelta a mi casa. Así de triste.

Espero que haya estado lindo y que alguien más haya sacado fotos!! Y espero que me perdones, Cris! Me siento muy pelotuda.

Odio no cumplir.

Acabo de atender el timbre. Eran de Estudios Risso, para ofrecerme fotografía y filmación para el casamiento. Ya habíamos recibido como 4 cartas y algún llamado, pero nunca había atendido a nadie en persona. El tipo me mostró fotos. En una de ellas había hombres con tanguitas arriba de los pantalones (estos “cotillones” de hoy en día!). Me pregunta: “Querés filmación?”, a lo que yo respondo “no estoy segura” (?). “Ah, entonces hacemos solo las fotos.”

Terminó con un “no quiero perderme una modelo como tú”. JUA JUA JUA! Me hizo reír y todo.

Tres

Estándar

1. Tarjetas Navideñas

Si uno quiere comprar tarjetas de Aldeas Infantiles, tiene las siguientes opciones:

comprar de las de este año, los diseños que quedaron del año pasado, o los packs de cinco tarjetas con sorpresa. O sea, uno ve solo dos de las tarjetas que incluye el paquete, las otras tres pueden ser de cualquier cosa, y de hecho para mí lo fueron. Pero lindas igual, eh?

(cuántas eñes! Si no fuera tan complicado escribirlas no me habría dado cuenta)

2. Cartas

Recibí carta de Flor! qué bueno, che. Me encanta recibir cartas. Las únicas que puedo recibir de verdad son las de ella, porque después están las de Aurelia Viera, que son “automatizadas”, o alguna cosa ofreciéndome telas para vestido de casamiento… Aunque ahora estoy esperando un cd!! Uno de los de Avanoo (Malechai) hace música, y decidió mandar un cd de regalo a todo el que quisiera. Qué tierno.

3. La Vida

“Fear less, hope more;
Whine less, breathe more;
Talk less, say more;
Hate less, love more;
And all good things are yours.”

Proverbio sueco

No Te Va Gustar y La Vela Puerca

Estándar

Entonces salimos con Cris a eso de 19:30 comiendo polvorones a tomarnos el 546 que venía lleno de gente con el mismo destino que nosotras. Entramos gratis, nos regalaron club social chip, estuvimos charlando, saltamos un poco (es cierto que de a ratos nos vimos obligadas), nos encontramos con la maestra… Saludamos a Eliana (gracias!), nos boludeamos para salir, no logramos entrar en ninguno de los ómnibus de la puerta, entonces nos creímos re originales caminando hasta el shopping (el largador), que estaba pero repletísimo de gente que corría ni bien aparecía un ómnibus (aunque tardaban en poner el destino, los guachos). Finalmente nos metimos a presión en uno, que aunque iba descargando gente seguía lleno hasta las manos. A mí el toque me gustó, hubo pocas canciones que no sabía [ =P ], y me parece que NTVG tocó más que la Vela, pero me quedé esperando más show y/o más interacción.

Me parece que ví a Salva Banchero. Eras vos, Salva, el que estaba de gorrita, que pasó por delante mío? Y le queda bien la barbita a Emiliano =P .

El sábado que viene va a estar NTVG en La Paz, por los 150 años de los valdenses en Uruguay. Creo que voy 🙂

Continuación

Estándar

Me quedó colgado del post anterior: también escribo en agendas! Todo lo que hice cada día desde 1999. Bueno, no todo 😀

La segunda parte viene por otro lado: con Berni nos conocimos hace (che, acá debería consultar mis agendas y dar la cifra exacta…) como 6 años. Empezamos a salir hace 4 años y 7 meses (casi), y hace 7 meses (casi) convivimos. Sí, sin casarnos (ooohhhh). Pero a no desesperar! Decidimos que vamos a firmar los papeles el próximo febrero, el mismo día en que empezamos a salir, así no duplicamos fechas, vio? Cuando este enero pasado fuimos a un casamiento, decidimos que el nuestro iba a ser en la playa y recontra informal. Estábamos entre casarnos en 2009 o 2010, pero resulta que el 15 de febrero en 2010 cae lunes, jaja. En definitiva, nos vamos a casar un viernes 13. No es genial?

En principio íbamos a hacer una fiesta con familia y amigos, en Santa Ana, Colonia. De hecho ya habíamos visto el salón, con terraza a la playa, divino. De a poco la lista de invitados empezó a crecer, y en el wiki que Berni armó empezaron a aparecer las caritas de susto (que yo ahora no sé reproducir sin buscar cómo). Todos nuestros deseos en negativo (no a los centros de mesa, no a los souvenirs, no al vals, no a las mesas estructuradas) encontraban rechazo entre la misma gente que iba a estar invitada. Mis suegros fueron a ver el lugar y volvieron diciendo que las mesas eran una porquería, y que había otros clubes por ahí muy lindos (pero nosotros queríamos ese!). Si no, mi suegro insistía con hacer una ceremonia en la playa (lo qué?).

Un día decidimos no hacer la bendita fiesta (sobre eso escribí acá, más cercano a la fecha).  Realmente espero que no todo el mundo piense como nosotros, y que mi prima Laura pueda hacer la fiesta como quiere ella, porque yo quiero ir, pero no es para nosotros. Nunca voy a saber lo que es ser el centro de atención (bueno, ni tanto) de doscientas y pico de personas, y ser saludada por una cincuentena que no conozco, y ver cómo todos tus amigos y familia están juntas en un lugar, por única vez, y vos no lo sabés aprovechar del todo, porque no sabés dónde querés estar, ni donde te dejan estar, y pensar en los amigos que faltaron y ver los regalos que trajeron, y pensar qué rápido pasa todo y qué pocos postres pudiste probar.

Pasada esta etapa, empezamos a mirar hacia otros lados, a ver qué nos depara el horizonte.

Surgió la idea de Machu Picchu.

(Continuará)

(acá)

Buenas noches

Estándar

Ayer vinieron Leti, la Fefa y Gabriela a casa, y no sé cómo, terminamos viendo videos de nuestra lejana infancia en youtube.

Y acá está! El hiposaurio bostezón! Disfruten.

Otros que vimos: Pulmonitos mágicos (la alegría de pintar y despintar!), la presentación de Jugate Conmigo (por cierto, cliqueamos en dos videos de Celoso baboso, que resultaron ser tipas chotas bailando!), Verano Eterno (sí, en Uruguay se llamaba así Verano del 98), los osos gummi, y, para desentonar, la sinopsis de Harry Potter 6, que supuestamente sale en noviembre.

¿Cómo te explico?

Estándar

1) Una de las (pocas) cosas que recuerdo haber aprendido de mi hermano mayor, y de las primeras (además de que cuando te pegan, duele) es que no importa qué tan gracioso sea un chiste, si lo repetís, pierde la gracia. Así que, Fede, aunque no leas este blog, ¡un beso! Siempre me sentí en culpa por dedicarle un post entero a nuestra hermana menor, y a vos no mencionarte.

2) Estoy viendo fotos de dos amigas que andan viajando por separado. Una está en Italia, con una beca, y además de pasear por varios lados ¡estuvo en la fábrica de chocolate Perugina!! ¡¡Y le dieron bombones gratis!! ¡¡Y vio un bombón gigante de no sé cuántos quilos!! La otra, hasta donde yo sé estaba trabajando en Nueva Zelanda, ¡pero en este último tiempo estuvo en Australia y en China! Yo veo las fotos y se me cae la baba casi tanto como con el chocolate. ¡China es un país que me parece taaan lejano! ¿Será porque lo es?

¿Cómo te explico? Lo único que se me ocurre viendo las fotos de estas dos es decir: “¡qué guachas!”

¡¡LEER!!!! ¡ES IMPORTANTE!!!!!!!!!

Estándar

Yo si leo ese título, rajo.

Quiero mandarle un beso grande a Florencia, que me dijo que le gustaba el blog, y seguro que no sabe lo importante que es que ella me lo diga! Tampoco debe poder creer lo boluda que soy para no llamarla, si hace años que me pasó su número. Pasa (y con esto sólo me justifico a medias) que no tengo muy claro tus horarios de trabajo, pero supongo que es de tarde, y esa es la hora a la que me surge llamar. Todo un dilema, ¿verdad?

Además tengo para comentar que hoy fui a la feria, como casi todos los sábados, haciendo el mismo recorrido que hago con Be, que hoy no estaba. El huevero me saludó y me comentó “hoy te mandaron sola”. Hasta ahí todo bien, sólo que acto seguido me preguntó si sabía todo lo que tenía que comprar. ¿Perdón? ¡Soy yo la que decide qué se compra! Pero lamentablemente no soy rápida para responder.

Para Cris tengo un regalo, y es que escanée unas fotos de cuando bailamos la tarantella en la escuela, hace como 12 años (¡la mierda!). Todavía tengo el delantal de papel crepé, creo.

Ahora que pienso, capáz que ella ya las tenía… Las subí a Flickr, y me copé escaneando varias otras. Ahora tendría que arreglar el quilombo de álbums que tengo acá en lo de mis padres…

Un último saludo, para mi abuelo Arturo en el más allá.

Y decir que ayer con Cintia confirmamos que somos agnósticas.

Arrivederci!