Turismo 2016 (abajo de todo hay cirque)

Estándar

Es casi tradición hablar de Turismo en qviaje. La semana por lo general se divide en dos: los primeros días, en que Adorado Esposo trabaja y Magui ordena cajones y revisa cosas viejas, y la otra mitad de la semana, en que siempre salen paseos lindos, sobre todo hacia el Este. Con Esposo salíamos en ómnibus a La Paloma y nos organizábamos para administrar los alimentos antes de ir al centro a comprar. O mis adorados padres nos prestaban su camioneta y de fiesta! Salía recorrida por distintos parajes. El año pasado no tengo idea qué fue de Turismo. Hija era pequeñita, por lo que asumo que nos quedamos piolas (miento: nos fuimos pal Oeste a lo de los parientes).

Este año invertí las siestas de la primera mitad de las vacaciones en hacer cuatro huevos de pascua con sus bombones caseros de relleno. Cociné alguna cosita y no ordené absolutamente nada. Nuestra casa es y seguirá siendo un caos. Jugué y leí con Hija, y también la dejé al cuidado de familiares para juntarme con una amiga.

Para la segunda mitad, la novedad es que avemus vehículo propio (iujuu!), y, sin olvidar nuestros orígenes, arrancamos a la hora que quisimos (aunque siempre terminamos corriendo! Para mí que es Hija que mete todo el estrés: se te trepa a las piernas cuando estás armando los bolsos y no hay forma), visitamos a la Bisa, y llegamos, una vez más a La Paloma.

Estuvimos acompañados de Abuelos maternos de Hija, quienes colaboraron en el minucioso arte de entretener a Pequeña (léase: prevenir quejiditos).

El jueves vimos algo de sol al atardecer. Después no more.

IMG_20160324_180320

Con viento arrancamos para La Pedrera, que hacía tiempo no visitaba.

Hubo otros paseos por la vuelta. Y tortas fritas.

El domingo amaneció así:

2016-03-27_07-43-20

Pero era mentira. Así que juntamos las cosas bajo lluvia y nos fuimos paseando.

(en la primera foto hay un arcoiris…)

Llegados a Minas, almorzamos en el Parque Rodó. Y lo recorrimos bajo llovizna. Qué lindo que es!

Para terminar la semana, metimos Cirque du Soleil. Habíamos comprado las entradas hacía unos cinco años, más o menos. Por suerte nadie se olvidó de ir, llegamos siguiendo las indicaciones viales, y no nos enterramos atravesando el estacionamiento.

IMG_20160327_185426

Éramos once en la patota, y la acomodadora se entreveró con nuestros asientos, así que nos terminó ubicando unas cuarenta filas más adelante, donde hubiéramos tenido que pagar el doble. Así que pudimos apreciar las expresiones de los artistas, ser bañados en pop y papelitos que ellos tiraban, y entrar en pánico cada vez que buscaban un voluntario.

Lo que hace esa gente no tiene nombre. Seguramente sean aliens. Quedamos anonadados con todo. Y también nos matamos de la risa. No sé si ahondar en que hubo partes del humor que no me gustaron… Mejor no.

Y despueś de toda la joda arranca la rutina de vuelta, se puede creer?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s