A un mes

Estándar

Es posible que no me haya puesto a pensar, durante el embarazo, cómo iba a ser realmente la vida con una bebé. Claro que uno tiene una idea sin esforzarse mucho. Pero dudo que se me hubieran ocurrido algunas de las cosas que me han pasado durante este mes.

Lo que esperaba:

Dar la teta, incluso de noche. Que la niña llorara bastante.

Lo que no esperaba:

Andar goteando leche, dejando pegotes en el piso, teniendo que usar toalla en la cama. Ensuciar la ropa constantemente (la mía y la de la pequeña). Andar oliendo a leche.

Sentir el reflejo de succión como uno siente el movimiento luego de pasar mucho tiempo en un barco o una hamaca.

Despertarme automáticamente cuando la niña debería alimentarse, incluso si ella sigue durmiendo.

Soñar que ya le di la teta.

Pensar siempre que recién le di de comer (cómo pasan tan rápido las horas?)

Convertirme en su asistente personal de tete, volviéndoselo a dar cada vez que ella lo escupe sin querer y luego llora (una hora fácil anoche).

Y acá estoy, con muchas cosas a mitad hacer, y con la beba dormida en brazos. Para terminar en nota cursi, las sonrisas reflejo de esta niña son una cosa exquisita. No está escrito cuánto me voy a babear cuando le sonría expresamente a la mamá 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s