sobre estar en casa y mirar la tele

Estándar

Estar de licencia en casa es medio desconcertante. Nunca sé qué hacer con mi tiempo. He leído, y ordenado cajones. Cociné, subí recetas, hice alguna manualidad boba para la bebé. He salido a caminar, y duermo más. También vi la primer temporada de Call the Midwife y la tercera de New Girl. Lavé ropa, incluso a mano, recibí visitas y fui a comer con familia. Sin olvidar las visitas al médico y algunos trámites. El resto del tiempo me encuentro jugando al tetris o buscando cosas en la tele (generalmente para que me acompañen mientras cocino o lavo, ya que la tele está en la cocina).

Tengo cuatro canales disponibles, pero el 12 cada tanto no lo agarra.

El 5 lo prendo para Ponete Cómodo y a veces el informativo.

El 4 lo miro el domingo, porque pasan una chota serie yanqui tras otra. También me divierte la serie argentina de viudas e hijos del rockanroll, aunque no se puede decir que la siga. Pero otra novela mala con Juan Dartés y la rubia esa y el morocho cuadrado? Por dió!

Y el 10 a la mañana pasa películas (hoy fue Megamente, ayer Los puentes de Madison), luego simpáticos programas repetidos de En su salsa (con Puglia y Diego González), y Los Simpson.

Hasta hace poco no se agarraba el 10 en casa. Eso nos hacía perder, por suerte, el desesperante programa de preguntas y respuestas del Piñe. Pero aprecio este canal porque tiene un par de cosas para pasar el tiempo. Por ejemplo, a la tarde pasa El mentalista y otras series medio tétricas. Prefiero la ficción a los programas de chimentos (que por cierto no faltan en este canal).

Ahora, mirar el 10 implica tolerar a Solita Silveira hablando de hallazgos científicos relacionados a una crema para cicatrices en absolutamente todas las tandas. Y, todo este tiempo, ver repetida hasta el hartazgo la publicidad del primer capítulo de una novela que les debe haber salido carísima. Lo que verdaderamente no entiendo es cómo no les da vergüenza anunciar en los titulares del informativo que hoy empieza, o que hoy es el segundo capítulo, de la tal novela.

No sé por qué no soy más de la radio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s