Y eso que era mujer

Estándar

Ayer estuvimos hablando con Ele sobre cómo sentarse calladita en el maternal implica todo un sufrimiento, viendo cómo sube tanta gente que precisa sentarse: discapacitados físicos y mentales, gente mayor, muchachas con niños por dentro y por fuera… Hasta que le piden el asiento a una y tiene que decir que también lo merece, aunque todavía no se note.

Hoy llega Ele y me dice: “me acordé tanto de vos”. Se sentó en el maternal, junto con otra embarazada, y luego subieron dos viejos con bastones. Ella olímpica y de auriculares. Ya ubicada la gente, la guarda le dice (no de muy buen modo): “perdoná, vos estás embarazada?” Supongo que la respuesta que esperaba era que no, pero no la obtuvo. “Ah, porque solo uno de los asientos es maternal, vos tendrías que haberte parado e ido más atrás.”

Chan!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s