Me hicieron un cañito

Estándar

Estaba en la parada. Los ya-casi-no-niños corrían entre la gente pateando una pelotota de papel. Y en ese segundo de idas y vueltas ésta pasó entre mis piernas (que tampoco estaban muy abiertas, vamo’ arriba).

– Cañito! – Gritaron.

Y sin siquiera mirarme se llevaron su juego a otra parte.

(Lo mismo daba que hubiera sido un maniquí ahí en el medio de la vereda. Mis intentos de contacto visual resultaron inútiles!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s