viendo en los ómnibus

Estándar

Estaba pensando que qué bueno que es viajar en ómnibus, no?

No?

Sí, yo sé que vas apretado, y a veces agarrándote fuerte para no caerte con los frenazos, y la gente te pasa por arriba, y va lento… Paso mínimo dos horas al día arriba de ómnibus urbanos montevideanos. A veces leo, muchas otras me duermo la tal siesta, y el resto es una gran pérdida de tiempo.

Pero! Cuántas cosas que uno ve, cuántas cosas que uno vive y escucha! La idiosincrasia del pueblo! Situaciones humildemente cómicas o simplemente hilarantes, si uno las quiere observar.

Como la muchacha que iba derechito a sentarse… a upa de otra señora. Los que cabecean con todo. Los gurisitos que iban cantando “manya, manya” y el padre que decía “a estos en unos años los vamos a visitar al Comcar”. El cantante apasionado, y el que, ya van dos veces, canta “una calle me separa” seguida por “No I won’t be afraid, just as long as you stand, stand by me”, agradeciendo repetidas veces el respeto, el silencio y los aplausos.

Es fascinante.

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s