Lo que siempre (me) pasa

Estándar

tengo los pies fríos, y el pelo mojado. En 13 minutos vence mi plazo para irme a dormir. En el día suceden cosas que trasladaría gustosamente a qviaje, pero luego los viajes en ómnibus, y las cenas, y las convenciones sociales, y los llamados biológicos, y las horas mínimas requeridas de sueño, y el mantenimiento básico del hogar ponen una brecha demasiado grande entre el momento en que me siento a la pc y esas conversaciones oídas en el ómnibus, esas reflexiones destacadas, ese libro que terminé…

(eso porque vivo en el pasado y mi conexión a internet se da desde aparatos grandes apoyados en mesas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s