Por las rutas de Córcega y llegada a Ajaccio

Estándar

Atravesamos la isla de Córcega en auto. Las distancias no son largas: salimos pasado el mediodía de Bastia, al Norte, y llegamos de tardecita a Ajaccio, en el centro-Oeste.

Pero sí son interesantes en cuanto se componen de curvas permanentes y no existe la doble vía, por lo que el que conduce debe estar atento y no puede admirar el paisaje que de todas maneras percibe como brutalmente hermoso. Lo que queda es parar cada tanto, aprovechando estos lugares de descanso:

CórcegaQué lindo para hacer un picnic ahí! Y admirar cosas como un castillo perdido, a fuerza de zoom.

También paramos en otros lados, para sacar más fotos de pueblos de novela [edit: se llama Sartene!]

A Ajaccio llegamos de tardecita. Había un inmenso movimiento de vehículos, y tuvimos que recorrer casi toda la ciudad (que es bastante grande) en busca de hotel, porque habíamos ido en pos de aventuras (?), no tener todo ya resuelto, y pensamos que siendo ciudad turística y de proporciones, tendría alojamiento fácil para nosotros. Error. Varias vueltas dimos, hasta que finalmente llegamos a un hotel enorme que tenía una habitación para nosotros por una no módica suma (desayuno: otra no módica suma). Son los precios de temporada (no los de julio y agosto, pero igual). Los hoteles más baratos estaban ocupados.

A esa altura ya estábamos podridos de dar vueltas en el auto, todo un logro estacionar cada vez, así que felices de tener una habitación donde desparramar nuestras cosas y ponernos cómodos.

En base a nuestras experiencias de los últimos días decidimos dedicar un rato para reservar el alojamiento del resto de nuestra estadía en Córcega y Cerdeña. Para eso tuvimos que bajar al hall del hotel, ya que el wifi no llegaba al séptimo piso. Esto nos llevó tiempo, y terminamos saliendo nuevamente tarde a cenar.

Ajaccio

Pero en una ciudad tan grande, eso no es problema, verdad?

Pues sí.

Estaba todo muerto. Caminamos por las calles céntricas, por la avenida, y apenas había gente dando vueltas. Barriendo los restaurantes estaban. Por allá en bar, donde había una pareja tomando algo, conseguimos panini.

Luego, a dormir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s