Dos horas de silencio

Estándar

El miércoles me empezó a picar la garganta. El jueves no me dolía pero estaba ronca. Hoy me levanté sin voz.

Estuve todo el día susurrando (me duele la cabeza) y omitiendo comentarios.

Todo lo que habla uno, eh?

(Incluso elaboré un cartelito para ayudar a aquellos que no saben para qué sirve un timbre en una escuela.)

Bisolvón, caramelos de propóleo, caramelos de miel y guaco, tostadas con miel, gárgaras (qué digo: arcadas) con limón y sal…

Ahora estoy en una breve terapia de silencio, hasta que vaya a cenar con la flia.

No me llamen por teléfono!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s