Muy rico todo

Estándar

Gente, ya estoy de vacaciones.

Y no vuelvo a Montevideo hasta bien entrado el mes de enero.

No es que no me pueda conectar, pero tampoco es tan fácil, y de última, prefiero que sea así: vacaciones poco asociadas a la tecnología, y más dedicadas al contacto directo de mi cuerpo con la naturaleza, y de mi mente con las mentes de grandes y medianos escritores.

Hoy (en una mera primera etapa de mi viaje primero al Oeste y luego al Este), flotando en las aguas del Río de la Plata, intenté hacer el recorrido inverso al que hago en los ómnibus capitalinos cuando hace calor. En esos casos, me imagino con una linea divisoria marcada en mi cara, el cielo celeste todo por encima, los ruidos tan lejanos y mi pelo como espesas algas. Esas sensaciones inigualables al hacer la plancha… hay que guardarlas bien para sobrevivir el año (compartimentos: Manotón de ahogado en situaciones asfixiantes, Dónde me gustaría estar en este momento, y Cosas por las que sentirme privilegiada).

Así que aprovecho aquí, antes de irme a la tierra del internet móvil y escaso, para despedir al 2012 (chau, muy rico todo) y desear a todos mis ocho lectores esporádicos y aleatorios, y a todos los que me conocen y me quieren casi tanto como yo a ellos, un 2013 inspirado, realizado, lleno de oportunidades de amor y plenitud, y salpicado de momentos de felicidad infinita.

Anuncios

»

  1. Que tengas unas buenas vacaciones y disfrutes de árboles,pajaritos y mucha agua,que es lo propio cuando nos agobia el calor….Besos desde España de Marisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s