Mürbeteig Ampelmann

Galería

Que te recontra por las dudas!

Si capté algo de alemán, eso quiere decir algo así como galletitas del hombre del semáforo.

Hay dos historias convergentes detrás de esta entrada y estas galletitas.

La más significativa es que en Alemania del Este en 1961 se crearon luces peatonales con esta forma tan simpática. Fueron ideadas por un psicólogo en un intento de luchar contra los accidentes de tránsito y pronto fueron utilizados en campañas de educación vial y más allá del tema también. La gente les agarró cariño.

Cincuenta años después, estos macaquitos sobrevivieron a la unificación alemana y se convirtieron en todo un símbolo: símbolo capitalista, ya que se venden de todas las formas posibles. Entre ellas, las de moldes para galletitas.

Lo que me lleva a la historia más de entre casa, que es igual de importante porque es la que me lleva a mí a cocinar y escribir esto.

Los moldes para galletitas fue lo que mi hermano me trajo de su viaje a Europa del que volvió hace unas semanas.

No tardé mucho en probar, con ayuda de google translator, de hacer la masa esta llamada Mürbeteig.

300 g harina, 150 g azúcar, 150 g. manteca, polvo de hornear, vainilla, pizca de sal, 1 huevo. Procesar.

Puse todo junto y metí licuadora. La masa quedó como harina. “Esto tengo que amasar?” me pregunté yo, ya maldiciendo. Por ahí encontré una receta que mencionaba usar agua si era necesario, y fue la solución peerfecta.

Poner la masa una hora al frío (fueron más de 20 en mi caso, no me daba el tiempo en ese día). Y luego estirar y cortar.

Hay que acomodarlos bien para aprovechar el espacio!

Queda rugosa la superficie

Una vez sacados del horno, quedaba sólo la decoración. Para lo cual gasté una cantidad desproporcionada de plata en estos colores:

Caritos los colorcitos, eh?

Azúcar impalpable más agua y color. Es todo un tema echar la cantidad exacta de líquido, porque si te pasás, después tenés que agregar azúcar hasta el hartazgo para encontrar el punto de vuelta. Sospecho que puse demasiado poco colorante (pa que rinda!).

glasé rosado

Verde agua y rosado por macheta

Pronto. He cumplido. Las galletitas quedan muy ricas. Lo que no sé si volveré a hacer sus formas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s