y ahora Batman

Estándar

Fui a ver Batman contra mi voluntad. O como parte de ese compromiso que uno tiene con seres queridos.

Fue demasiado cuando al comprar la entrada, el vendedor me dice Sala 3D, asientos tal y tal.

Cómo? Yo odio el 3D. No soporto los lentes sobre los míos de miope. Vi 2 o 3 películas sosteniendo el segundo par todo el tiempo para que no me pesaran tanto: la primera porque no sabía cómo iba a funcionar, las siguientes porque fui engañada de alguna manera. Lo peor era no haberme dado cuenta en ningún momento que esos horarios eran para esa sala!

Y resulta que no, que a veces usan la sala 3D para películas 2D (a pesar de que en realidad es una sala de teatro), así que era una molestia menos.

De todas formas, la particularidad de esa sala es que te venden asientos numerados, así que el proceso de ubicación no es tan rápido. Incluso presenciamos cómo un avivado se sentaba en otro lugar, y después la familia de siete personas que ocupaba esa hilera delante de nosotros “peleaba” por los asientos, ya empezados los trailers. Me asombró la cantidad de gente que llegó pasada la hora de inicio. Y sigue asombrándome la gente que sale durante la película (déficit atencional o incontinencia?)

Respecto a la película en sí, no es que me fastidió demasiado. Quizás el hecho de que pudiera completar varios diálogos por mi cuenta, o esas explicaciones que hacen los personajes para los espectadores, o la cantidad de violencia, las voces de porquería que tienen el malo y Batman, y el traje pedorro de este último.

Nada más (creo)

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s