misceláneo sobre medios y seguridad

Estándar

Hay una propaganda en la radio en la que un tipo es saludado por su grupo de amigos, en un asado o algo, y lo felicitan por haberse aparecido, porque “hacía tiempo que no salías de tu apartamento!”

Entonces él remata:

“Y sí, para qué es la vida sino para vivirla tranquilo?”

No se te ocurren varias alternativas sobre el objetivo de la vida?

No se supone que es mejor juntarte con amigos que quedarte en tu casa para que no te la roben? (porque de una empresa de seguridad o de seguros es la propaganda) No aprendimos que llegar al fin de tu vida con plata y sin amigos no está bueno? Ya lo dijo Dickens en Cuento de Navidad!

Y ya que estoy, me viene a cuento Victoria Rodríguez y su “No voy a pedir disculpas por no haber nacido en un barrio marginal”

Demos paso al informe de Bendita TV sobre Colón y la marginalización.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=rfPoLm2kCwk%5D

Y la carta:

Estimada Victoria Rodríguez:

Vos te preguntarás por qué te escribo. Mirá, trataré de ser lo más franco y directo posible: estoy un poco cansado (y no sólo yo, aunque no voy a hablar por los demás, lo voy a hacer a título personal).

Sucede que hace seis años que vivo en el barrio Colón, en el Complejo Habitacional América, en el cual viven aproximadamente unas 1500 familias, es decir, somos miles, miles que te recordamos bien. ¿Querés que te cuente por qué?

Hace un tiempo condujiste un programa, cuyo nombre no recuerdo, en el cual cierta vez se emitió un informe sobre el “tristemente célebre Complejo América”. Sí, así lo llamaste, así catalogaste al lugar en el cual vivimos miles de personas: tristemente célebre. ¿Y creíste que las palabras quedaban impunes? No, desde entonces te tenemos presente. ¿Y te acordás de aquel informe? Te lo recuerdo: vinieron a buscar a un vecino que dio un testimonio sobre la violencia en el barrio, y mientras este hablaba mostraban imágenes del Complejo. ¡Pero qué imágenes! Agarraron una pared que estaba demolida y un salón comunal en mal estado, y los filmaron de todas las formas posibles. Así construyeron mediáticamente al Complejo América. Así. Una comunidad, más grande en población que muchas ciudades del interior, fue reducida a un par de paredes feas y a un testimonio. Y eso está mal, Victoria. Eso no se hace. Tomaron una parte mínima de la realidad y la hicieron pasar por el todo (como si yo me basara en la entrevista que le hiciste a la esposa del delincuente Bush, durante la cual fuiste tan genuflexa, para decir que sos una mala comunicadora, servil, cosa que no diría jamás, porque vos, aparte de esa tristemente célebre entrevista, hiciste muchas cosas buenas? imagino).

Todo aquel episodio mediático me dolió; quedó en mi memoria como una tristemente célebre anécdota. Nada más. Y, por decirlo de algún modo, te perdoné, me olvidé en buena medida de aquel desgraciado momento televisivo. Hasta que ayer volviste a la carga.

Ayer, lunes 28, trataste en tu programa “Esta boca es mía” (lo conducís, deberías hacerte cargo) el tema de la inseguridad/violencia, ¿y recordás con qué barrio ejemplificaron todos los dramas sociales del país? Sí, Colón, barrio al que consideraste especialmente marcado por la inseguridad, al punto de que te preguntaste: ¿cómo hace la gente para vivir en Colón?

Nada, vivimos. Y por eso te escribo, Victoria, para que vengas a darte una vuelta por Colón y veas cómo vivimos, cómo hacemos para vivir acá.

Tenemos dos pies, dos ojos, familia y amigos, algunos hasta tienen auto o camioneta. Hay quienes salen a trabajar de madrugada, y estamos los que estudiamos. Hay jubilados que juegan a las cartas y un imponente jardín de infantes que se inaugura en breve. Podés toparte con algunos chorros, sí, pero no son más que los que podrías cruzarte en tu barrio. No sé qué más decirte. Animáte. Vení a hacer turismo aventura y a conocer Colón. Y ya que vas a andar por el barrio, veníte hasta el Complejo América, acercáte al tristemente célebre y comprobá con tus propios ojos nuestra triste celebridad.

Victoria, en serio, pensálo. Tu programa es violento porque la frivolidad, la exclusión y la ignorancia son violentas. Dejen de estigmatizar en la tele, te lo pido a vos y se lo pido a tus colegas. Dejen de marcar barrios. Modifiquen su lenguaje. Lean más. Sean menos brutos. Recurran más a sociólogos y menos a la farándula. En serio, Victoria, pensálo, porque los estereotipos que ustedes arman son los que mañana llaman a combatir.

Te espero en Colón para tomar unos mates, Victoria. Dale, animáte a venir. Te juro que más allá de Carrasco y Pocitos hay vida.

Atte. Emiliano Tuala Cerdeña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s