Se acabó lo que se daba

Estándar

La muchacha me dijo que las máquinas de Cutcsa, como son más viejas, a veces traban las tarjetas, cuando en realidad es que, después de un año sin estudiar oficialmente, finalmente me dieron de baja en los boletos de estudiante.

Doce años de boletos subvencionados. Una vida de viajes en ómnibus sin plata. Una costumbre que me duele perder.

Pero no me queda otra. He de madurar, y aceptar que soy una trabajadora, no estudiante, que puede asumir los costos de sus viajes diarios por la ciudad.

Eso o buscar alguna otra carrerita.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s