visiones fragmentadas

Estándar

A veces vas sentado en el ómnibus y tenés dos opciones:

mirar las piernas de los transeúntes, las ruedas de los vehículos, perros y pasto,

o

mirar las copas de los árboles, los techos de los ómnibus, los cables de luz…

Por eso me fascinan las grandes ventanas de los ómnibus interdepartamentales. Otra que pantalla gigante.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s