El Futuro (de libros y esas cosas)

Estándar

En el blog Papel en Blanco, Sergio Parra habla sobre el futuro de la lectura con los libros digitales:

¿Realmente leer en papel es lo mismo que leer en pantalla?  (Parte 2; Parte 3) y ¿Cómo la tecnología está cambiando la literatura y nuestra forma de leer… para peor?

Sobre cómo, al agregarle hipervínculos, imágenes, etc., la atención que realmente prestamos a la lectura disminuye y se fragmenta, y nos vamos por las ramas en vez de simplemente leer el libro de corrido. Nos desconcentramos.

Los textos, además, tienden a ser más cortos porque nadie lee todo de corrido (a mí me dan pereza los posts largos, no sé a usted). Embola profundizar.

También dice que, dado que los textos digitales son pasibles de búsquedas a lo google, que puede haber una tendencia a simplificar esos textos y utilizar palabras clave para que más gente llegue a ellos. Voy a citar: “(cuando se pasó de una cultura oral a una cultura escrita) cuando el autor supo que existía un lector atento y comprometido tanto intelectual como emocionalmente con su texto, modificó su manera de expresarse por escrito hasta que se separó totalmente de la forma de expresarse oralmente: explorando la riqueza del lenguaje. Una riqueza que sólo podía asimilarse a través de la página impresa.: nadie habla por la calle con la ampulosidad con la que Góngora escribía, por ejemplo.

Con la lectura digital está pasando justo lo contrario: ya no se expandirá el vocabulario, ni se ensancharán los límites de la sintaxis, ni tampoco se aumentará la flexibilidad y la expresividad del lenguaje en general. Lo que ocurrirá es que la literatura tenderá a ser accesible a fin de que el lector no pierda el hilo. Puede que incluso la literatura se acabe volviendo más accesible y sencilla que la propia expresión oral.

Crucemos los dedos para que no pase.”

Ya los tengo cruzados!

Curiosamente estoy robándole minutos a mi apasionante lectura del desenlace de The Hunger Games (y ya van 3 posts en que nombro la serie)

Este hombre escribe siempre artículos interesantes, como ¿Cómo se suicidan los escritores?

Anuncios

»

  1. Respecto a los agregados, a mi lejos de distraerme, me permiten regular mis propios tiempos. Creo que un poco lo que pasaba es que nadie leía las citas. A mi cuando intento leerlas en un texto en papel me distraen muchísimo. En cambio en un navegador, las abro en pantallas aparte, y las leo cuando quiero.

    A eso sumo que en un texto en papel, si el autor me dice que tal cita es de tal libro, me conformo con creerle. En cambio con un hipervínculo efectivamente abro y compruebo dicha cita, y tengo la posibilidad de acceder a más material que complementa mi lectura.

    Con respecto a la simplificación del lenguaje, no creo que obedezca al cambio tecnológico, sino al cambio social que viven los escritores detrás de eso. O al fin y al cabo, ahora no somos todos escritores? Creo que claramente el universo de autores se expandió para abarcar a todos y hasta el último ciudadano, y con eso viene asociado un cambio cultural importante. Y evidentemente el ciudadanot eine otro lenguaje, más simple.

    Google bombing? Y realmente queremos leer a un autor que simplifica su texto para hacer google bombing? Por favor…

    Los peligros del lector electrónico pasan por perder el control de la obra (que antes era nuestra, y ahora nos la quieren alquilar por cada lectura), nos ponen DRM, nos tratan como delincuentes, y nos censuran, al mejor estilo Hermano Mayor (ver lo que hicieron con 1984)

    • Supongo que es cuestión de opiniones. Me pareció interesante la visión de este hombre, y creo que tiene razón en que nos distraemos con mucha cosa y no nos concentramos sólo en una obra si tenemos abiertas veinte pestañas para después.
      No sé respecto a la simplificación del lenguaje. Espero que no.
      Y ya sé que tenés razón con lo de los DRM…

  2. Yo estoy de acuerdo con Dklight. Totalmente. Sobre todo en la comparación entre las citas y notas a pie de página y los hipervínculos.

    La tecnología no cambia nuestra forma de leer. Los que hacen uso de esa tecnología para crear contenidos cambian nuestra forma de leer.
    Tecnología es un Nook o un Kindle, frente a un libro de papel. En ese sentido, no cambia nada.
    Hay basura para Nook, y hay basura en papel. También genialidades. Luego siempre queda el criterio de cada uno sobre qué leer… y la tecnología nos da la oportunidad de dónde y cómo leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s