Peeta!

Estándar

Hola. Les voy a hablar de The Hunger Games (Los juegos del hambre hasta que le consigan otro nombre más pegadizo).

Juegos en que los participantes tienen que matarse entre sí. Gana el que sobrevive.

Tomá pá vos.

En un futuro sin Estados Unidos, existe un país llamado Panem (en ese mismo lugar). Se compone de un Capitol y 12 distritos sometidos a él. Escasez de comida, el terror de convertirse en cenizas si se levantan contra el Capitol (como pasó con el distrito 13), falta de libertad de expresión y los juegos del hambre.

Para recordar a los distritos quién tiene el poder, cada año todos los nombres de los adolescentes entre 12 y 18 años son metidos en un bolillero. Un nombre por año. Acumulativos. Con la posibilidad de agregar tu nombre una vez más por cada integrante de la familia (incluyéndote) que quiera recibir una pequeña dosis de comida a lo largo del año. Los ganadores del sorteo son llevados al Capitol, acicalados, entrevistados en tv, entrenados (un poquito nada más) y tirados a una arena gigantesca, distinta cada vez, con el objetivo de matar a los contrincantes.

Pavada de reality show, eh?

Y todos los habitantes del Capitol miran como si fuera eso simplemente, un reality show. Eligen favoritos, hasta pueden ayudarlos comprando regalos.

La protagonista se llama Katniss y tiene 16 años. Su nombre está ya varias veces en el bolillero porque es ella la que alimenta a su madre y su hermana Prim desde la muerte del padre. Además, caza (ilegalmente) en el bosque a las afueras del distrito. Eso le va a servir en la arena, cuando se ofrezca como voluntaria cuando sale el nombre de Prim en el sorteo. Peeta es su compañero de distrito (pero en el juego, su enemigo igual).

Está fascinante, el libro. Atrapante y obsesionante entre períodos de lectura y después de haber terminado.

Si bien la historia particular del libro cierra bastante, hay que leer las otras dos partes de la trilogía. Cuando empecé el segundo medio como que me arrepentí de no haber seguido mi política de quedarme en el primer libro de todo, pero pasando la mitad remonta y te deja en suspenso…. agh! Del sábado hasta el lunes cuando pude obtener el siguiente. Entre medio me leí mi primer libro de Terry Pratchett, Johnny and the bomb, de las delicias de viajar en el tiempo. Pero ahora estoy a full con Mockinjay.

Película para el año que viene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s