Otro sábado

Estándar

Descansada y en horizontal. Por las rendijas de la persiana se veía que había sol. Me levanté para confirmar, y poner un lavado rápido. Comí fruta, volví a poner los libros de la valija a los estantes (así, sin orden alguno, Il Viaggio di Cristoforo Colombo junto al de Lego y al diccionario francés – alemán). Barrí las hojitas del jacarandá mientras seguían cayendo más. Llamé para reservar pasaje y le erré a un número de mi propia cédula. Colgué la ropa, fui a la feria. Qué día hermoso! Solcito y aire agradable. Mis paradas habituales aquí y allá. Del de frutas, elegí el de más allá (se me antojan iguales, esos dos, con un veterano a la cabezera y diversos integrantes de la familia dispersos entre los cajones). Me regalaron un peso. La muchacha me ató las bolsas y yo las desaté. Jorge decía que para quince años era bajito. En los hueveros, una vez más se pasó mi número. La hija de la profe de biología estaba enferma. Volviendo, el hombre de los zapatos me ofreció mocasines en serio otra vez. Ensalada de fruta sin azúcar (mi nuevo descubrimiento). El Glee en que echan a Quinn de la casa por estar embarazada. Berni empanó los pescados por segunda vez. Los hicimos al horno para completar el ciclo de comida saludable y poder rematar con chocolate italiano (maestros!). Un poco de lectura en voz alta de La vuelta al mundo en 80 días, hasta que empezó Amar en tiempos revueltos. Descogué la ropa tempranamente porque los vecinos festejaban un cumpleaños con un asado. Agarré asiento en el ómnibus y lo cedí enseguida luego de que el guarda anunciara un embarazo. Me senté más al fondo, elevada, con la cara en la ventana. Saqué entradas de cine y de teatro dos por uno. Recordando que tuve que cambiar la histórica clave de mi tarjeta. Esperé a Vero afuera. Había una que repartía folletos, algunos adolescentes (ellas llevan las mochilas nike bien arriba), una de pelo rosado, securities. Decidimos tomar helado en la plaza de comidas. Mientras Vero hacía cola, yo miraba la gente en las mesas. Cerquita había una pareja con una bebita, y yo pensaba que cuando tenga hijos no los voy a llevar ahí. Pero cómo es que siempre termino en lugares bulliciosos y faltos de personalidad como éste? Comiendo helados de Mc? Si no fuera por el 2×1 abandonaría el Centro Comercial Montevideo. Si no terminara diciendo que sí a todo, no compraría más pop. Un par de alfajores hubiera estado mejor. Luego, el cine. Una cola nunca antes vista por mí se estiraba hasta la mitad del piso del CeCoMo. Afortunadamente, era para los que optaron por la espectacularidad 3d. Varias adolescentes semi independientes acompañadas por sus madres al shopping pero no a la película nos precedían. Tuvimos que conformarnos con la cuarta fila. La ventaja fue que no tuve muchas oportunidades de distraerme con pantallitas azules repentinas e impertinentes de gente que no sabe que tiene que apagar sus celulares en una sala de cine. No iría a ver ninguna de las películas que anunciaron antes de la presentación estelar. De hecho, tampoco hubiera ido a ver Piratas del Caribe. Pero las imágenes no fueron oscuras y asquerosas, sino que pude deleitarme con paisajes preciosos y barcos interesantes. Hubo partes graciosas, hubo sirenas, y españoles destructores de mitos paganos (buuu!). A la salida, la marea humana del Centro de Películas quitaba el aliento. Estuvimos rato para salir del atolladero. En el óminbus de regreso, me entretuve con las charlas de unos gurises (uno, una vez, le dijo a la abuela de Leo que se llamaba Gernesto). La luna amarilla y tapada con nubes oscuras parecía una llamarada. Me puse a leer cosas escritas por mí. Qué loco, me doy gracia a veces.

Anuncios

»

  1. Buen menú!
    Buen sábado!
    Me encantó la crónica. Los párrafos están sobrevaluados. Está bueno leer de un tirón 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s