las sobras

Estándar

Varias reflexiones rondan en mi mente cuando no tengo acceso a una computadora (o tengo pero no quiero meterme a qviaje en el trabajo, por ejemplo).

No sé si valen la pena, ahora.

Pero: de nada sirve un control remoto al lado de la tele (a diferencia del control del dvd, que igual hay que acercarse al aparato para meter el disco).

Una de las cosas que no me gustan de trabajar full time es que cuando vuelvo al otro día, todo está como lo dejé yo, los libros no se guardaron mágicamente como antes.

Cuando la muchacha de los uniformes viene y nos dice: “No se les ocurra meterlo al lavarropa, chicas, eh?” yo tendría que haberle respondido: “Mirá, más vale que si yo pongo esto al lavarropa, con centrifugado y todo, que quede bien. Somos mujeres del siglo veintiuno, trabajamos 8 horas o más, tenemos que usar esto todos los días, y el lavarropa se inventó hace medio siglo mínimo, capisci?”

Tá, me fui.

Anuncios

»

  1. Jua! Lo bueno de trabajar full time, es que cuando guardás los libros, los guardás en sitios en los que puedas encontrarlos luego. Si te cambian de estante, aunque la codificación diga otra cosa, la chupadera al buscarlos va a ser de campeonato 🙂

    Ah, los uniformes! Qué karma!

    • ah, lo peor es cuando los libros están en mal lugar!! es irritante. Como cuando te dedicás a ordenar e inmediatamente después vienen las limpiadoras a dedicarse a limpiar estantes: desastre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s