Caramelos de chocolate

Estándar

Sí, como lo leíste, oh lector, sólo que quizás no te los imagines así. Estos caramelos los venden en todas las fiestas valdenses (de Colonia Valdense). Como yo soy descendiente de esa buena gente, tengo acceso a la receta y ahora la voy a compartir con todos ustedes.

(De todas formas no dejen de comprar las bolsitas de caramelos, que son a beneficio, y tienen versiones que no sé hacer, y siempre quedan distintos a los de uno)

Poner en una olla 2 tazas de azúcar, 3/4 tazas de leche y 3 o 4 cucharadas de cocoa (me quedaba taza y media de azúcar, y estuve raato dilucidando cuánta leche debía entonces poner. Terminé resolviendo en cerca de 2/4 taza, está bien?). Revolver y poner al fuego. Dejar hervir. La mezcla va a elevarse y luego, con el tiempo (y el calor :P) va a bajar y volverse más espesa y oscura.

Ahí hay que empezar a hacer la prueba de la bolita: en un pote con agua echar un chorrito de mezcla. Si ésta no se diluye automáticamente sino que queda con la forma casi con que tocó el agua, entonces hay que apagar el fuego. Apagar, agregar una cucharada de manteca, revolver bien y echar la mezcla en una asadera enmantecada.

Y digamos que este es un punto fundamental. Las últimas veces que intenté hacer estos caramelos, no me salieron. Llevó mucho rato formar la dichosa bolita, y cuando lo logré, parece ser que me apuré demasiado y me quedó todo el azúcar cristalizado. Pero no estaba usando esta receta, sino la de caramelos de vainilla (2 tazas de azúcar, 1 taza de leche, vainilla). Mi madre me dijo que no se apuraba tanto después de ponerle la manteca. Y es que yo me ponía nerviosa porque recordaba que una vez que se apaga el fuego, la mezcla se endurece rapidísimo. Termino este paréntesis del fracaso de la última vez, y comento el éxito de ésta: la mezcla espesó en seguida, la bolita se formó la primera vez que hice la prueba, y ya cuando mezclaba la manteca observé la señal más clara de que la cosa había salido bien: los bordes ya estaban endureciéndose.

Hay que hacer los cortes de los caramelos en seguida de echarlos a la asadera. Yo los hice solo superficiales, y después se me rompieron un poco los caramelos, pero todo bien! Se sacan después de que enfrían.

Son una delicia y un vicio (aparte uno tiene que ir comiendo todos los pedacitos chicos, las migas, etcétera).

Prueben!

Próximas recetas: budín de pan y galletitas de aceite

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s