¡Un plumífero!

Estándar

Hube de volver al trabajo hoy. Y no digo “a trabajar” porque, justo hoy, me rasqué a cuatro manos.

No había nadie, aparte. Y eso a mí me dice que no hay que esforzarse mucho.

Pero la mañana aburridota se vió trastornada por un ser vivo que entró volando por la ventana y encontró el camino de vuelta.

Una paloma.

Se chocó dos veces con la única persiana que quedaba cerrada. Cuando la abrí, no intentó más. De hecho, no se acercó a ninguna de las chiquicientas ventanas que tiene la biblioteca. Se dedicó a planear sobre mi cabeza, a intentar escapar por el techo, y a posarse sobre los estantes, libros, cartelitos, computadoras (lo gracioso es cuando se movían las cosas donde se posaba). Pasaban las horas y yo inquieta porque no la podía dejar adentro. La muy guacha volaba derechito hacia mí y a medio camino reculaba. Intenté guiarla pero arrancaba para arriba, no para el costado.

A todo esto estaba escuchando 28 días, el programa veraniego y femenino de Océano FM. ¡Y fíjate tú que tienen Opinión Fija! (espacio en que resuelven interrogantes de la gente en un minuto, como hace Segunda Pelota hace años). Agarré y mandé mensaje: “¿¿¿Cómo mierda saco a la paloma???” ¡Y fíjate tú que eligieron mi propuesta! ¡En primer lugar! Qué emocionante. Sugirieron un camino de migas y agarrarla con una papelera; o simplemente agarrarla con las manos cuando se posara en algún lugar; o alquilar los gatos de Ximena Cedrés para que la cazara.

Terminé recurriendo a dos hombres de la institución, que estuvieron un rato hasta que la arrinconaron y la liberaron.

Algo pa’ contar.

Jiji.

Anuncios

»

  1. Agarrarla! Una papelera! Eso implica como condición una predisposición a la colaboración por parte de la paloma, que de existir, también serviría para que le dijeras: bicho, afuera… y que la tipa te diera bola 🙂
    A mí hace años, me llamó una amiga a la 1 de la mañana para que la ayudara a sacar una paloma de la casa. Cuando llegué, ella estaba encerrada en el cuarto, durmiendo… y la paloma en el resto de la casa, usándola como cuarto de baño. Bicho asqueroso.

    • Sí, a mí me da impresión. Hablando pronto y mal, yo ni en pedo la agarraba. Y la muy paloma me volaba por encima de la cabeza!

      • Siempre queda el recurso de usar una escoba como bat, y a la paloma del orto como pelota de béisbol. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s