Persevera y quizás triunfes

Estándar

Hasta unos minutos estaba felizmente – y en carne propia – recordando cuando mi madre hacía caramelos caseros y me daba la olla para que racara… qué rico.

Resulta que hay que sacarlo del fuego en un momento preciso, y rápido. Para saber el punto hay que echar un poquito de la mezcla (azúcar, leche y cocoa) en un platito con agua, y si se forma una bolita (o sea, si no se diluye en el agua), se supone que ya está. Pero evidentemente yo no le he agarrado la mano. Creo que esta es la tercera vez que pruebo, y pensaba que esta vez no iba a estar tan ansiosa. De hecho no lo saqué en seguida. Saqué la cosa del fuego y la puse en la asadera. No quedó. Quedó una deliciosa masa pegajosa de la que comí dos buenas cucharadas. Después se me ocurrió que se podría poner de vuelta en la olla, y tras confirmar con mi madre, lo hice. Ahora sé que quedó duro, pero a lo mejor demasiado… Veremos.

Había un graffiti por el Prado que decía:

No perseveres

No triunfarás

Los Reyes Magos son los papás

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s