Roma

Estándar

“15) Mercoledí 4 Agosto. Puse el telefonino 4:45 am. Estaba Mabel despierta para ver si nos levantábamos. 5:25 salimos Fede y yo caminando a la estación. El tren mucho más cómodo no era, y la mochila de Fede no entró arriba. Aparte nuestros asientos estaban ocupados, y después les tuvimos que pedir que nos dejaran. ¡Llegamos a Roma! Como a las 12. Ahora son las 2pm, y ya podemos dejar en nuestros cuartos del Ostello Foro Italico las mochilas que pesan tanto. ¡Y a recorrer!”

Eso lo escribí a la joven edad de 18 años, cuando en 2005 nos mandamos con mi hermano un mes a Italia. ¡Ah! ¡Qué hermosura! Hubiera empezado por el principio, pero quería que coincidiera con el día de hoy. Significativo como poca cosa, llegar a Roma.

Recién me puse a buscar sobre el hostal ese en el que nos quedamos. ¡No encontré más que críticas!

Es ese masacote. Queda cerca del estadio. Me acuerdo que nos costó llegar; del centro teníamos que tomarnos el subte y después un ómnibus. Lo lindo es que de noche no hay subte, y que no podías entrar al hostal después de medianoche, así que nos teníamos que patear todo, y apurados. Los cuartos de los hombres y los de las mujeres eran en pisos separados. Fede y yo llevábamos un solo shampoo entre los dos, así que nos teníamos que encontrar en el hall para pasárnoslo, jaj. Me acuerdo de acostarme con el pelo mojado y la luz prendida, dejar mis cosas en un locker enorme para el cual no tenía candado, y de una gurisa que el último día no dejó de mirarme mientras yo juntaba mis cosas, pero jamás me dirigió la palabra y creo que no interactué con nadie de por ahí.

roma

Escalinata de Trinitá dei Monti. Nótese la fachada de la iglesia cubierta con su misma imagen para restauración

El desayuno, según mis registros, contaba con “un pan (con dulce de durazno), un vaso de jugo de naranja y uno de chocolate”. Victoria, una amiga que vive en Italia y se nos unió en esos días romanos, me compró una medialuna la última mañana 🙂 , porque también vendían otras cosas. Fue en este hostal que se nos unió un argentino llamado Guillermo, que andaba de vacaciones europeas en solitario. Con él hicimos la visita al Vaticano.

vati

El Vaticano desde Castel Sant'Angelo

Hubo un día y medio que estuvimos sólos con Fede. Nos compramos un libro, comimos en McDonald’s (lo más barato), rellenamos nuestras botellas de agua en distintas fuentes, y recorrimos las calles importantes, la Plaza España, la Fontana di Trevi, la plaza Navona, el Panteón. Estaba todo lleno de turistas. La plaza Navona, de noche, muy concurrida, con artistas con su pintura, etc.

Hicimos un primer intento de ir al Vaticano, pero andábamos de short y musculosa, y así no te dejan entrar. Estuvimos en el Castel Sant’Angelo, por el Teatro di Marcello… Todas cosas que aparecían en el mapa de mi abuelo, marcadas por él, y recomendaciones de mi profesor de italiano, que un día me invitó a su casa para organizarme recorridos.

bocca

Bocca della Veritá.

Creo que la única cola que hicimos (llena de japoneses) fue para posar con la Bocca della Veritá. Supo haber versiones de esta boca en Montevideo, en algún shopping. Cuenta la leyenda que si metés la mano en la boca, y decís una mentira, ésta se cierra. Cuenta mi guía que simplemente supo ser tapa de cloaca.  Cuestión es que yo me morí de vergüenza posando.

Termas de Caracalla. Imagen tomada de wikipedia

Vimos el Circo Máximo y entramos a las termas de Caracalla (que según tengo entendido se vieron afectadas por el terremoto de este año), pero ahí no teníamos más rollo de fotos (¡rollo de fotos!), así que eso no está registrado, y según mi queridísimo hermano, la culpa es mía.

Una cosa cómica fue que compramos juntas la entrada para el Palatino y el Coliseo. Visitamos lo primero, re tranqui porque es un área abierta, ni había gente. Hicimos toda la recorrida del Foro, y después nos mandamos al Coliseo. Había harta cola… ¡pero era para sacar entradas! Así que le pasamos por al lado y nos metimos. No recuerdo haber estado mucho rato ahí. Todo el mundo andaba con las guías de audio, nosotros con el librito.

1029b

Arco de Settimio Severo

1029

Templo di Antonino y Faustina

Lo más lindo de todo esto es que me siento una ignorante, porque recién ahora se me da por buscar qué era esto o lo otro, y cuando fui sólo tenía vagas ideas seguramente erróneas.

Voy a seguir escribiendo sobre mis percepciones infantiloides, pero en otra oportunidad, ya que este cuerpito se va a hacer gimnasia (qué pedorra la última frase).

[después de editar: bueno, más o menos quedaron las fotos]

Anuncios

»

  1. wow!! que lindo!!! nunca estuve en Italia, bah nunca fui a Europa.. pero tengo el viaje de ccee, así que no pierdo las esperanzas jeje

    La cara esa estaba en las maquinitas para niños del Punta Carretas Shopping, es más me acuerdo que si ponias la mano te “leia” el futuro… justamente cuando era chica tenía miedo de poner la mano ahi dentro por si se le antojaba cerrarse y nunca mas iba a poder sacar mi manito!! jaja que bobita que era..

    • ah, qué bueno que tengas el viaje de ciencias económicas… De Europa conozco sólo partes de Italia, pero volvería a ir millones de veces!

      entonces nunca probaste la maquinita? yo no..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s